Las fotografías de Humberto Cuan  tienen un concepto muy potente; es la fuerza en la idea que hay detrás de cada una de ellas, lo que consigue eclipsar y más aun sabiendo que surgen de la cotidianidad, del hecho fundamental y distintivo de estar ahí: En el lugar perfecto y con la mirada justa. Cada salida a la calle, le permite a Cuan captar una instantánea de la vida  urbana, que da como resultado un mensaje que incluye todos los aspectos: La tragedia, la ironía, la crueldad, la inocencia y la belleza, todo esto condensado con algo de sarcasmo y humor.     

                                                                                                               

                                                                                                                 

                            

                                                  

                                                         

Jose (Pepe) Plata